Infección por Helicobacter Pylori

Más que una simple infección.

¿Qué es el Helicobacter Pylori?

Es una bacteria en forma de espiral, identificada por primera vez en 1980, que requiere un medio muy ácido para desarrollarse. La forma de transmisión es fecal-oral u oral-oral.

Se calcula que 2 terceras partes de la población mundial adulta, tiene la infección, siendo el porcentaje más alto en los países en vías de desarrollo. En nuestra experiencia, en la frontera norte de Tamaulipas y frontera sur de Texas, el porcentaje es de un 90%.

Esta bacteria solo afecta a los humanos dañando la mucosa del estómago o donde se encuentra tejido gástrico de forma anormal. La bacteria se ha adaptado para sobrevivir en el estómago, que tiene un medio muy ácido. Posee una potente Ureasa, sustancia que ocasiona ciertos cambios en la superficie del estómago, que protege a la bacteria, pero que genera aumento de la producción de ácido y disminución de los mecanismos de defensa de la mucosa del estómago.

La bacteria por sí sola no ocasiona daño en la mucosa, esto es, si la mucosa gástrica está sana, no genera ningún daño, pero si al llegar la bacteria al estómago, éste se encuentra inflamado o dañado, la bacteria se aloja en la mucosa gástrica y logra permanecer allí por muchos años, causando un daño lento y progresivo.

La infección por H. Pylori no tiene síntomas propios, sino que los pacientes manifiestan los síntomas de la enfermedad propia del estómago. La severidad de los síntomas nunca se relaciona con la severidad de la infección, ni tampoco con la gravedad de la enfermedad de base, por lo que se debe tratar de manera independiente y simultánea a la enfermedad propia del estómago (por ejemplo gastritis aguda o úlceras) y la infección.

 

Las enfermedades asociadas a H. Pylori son:

Padecimiento: Presencia de la bacteria:
Gastritis Crónica Activa 98%
Úlcera Gástrica 50-60%
Úlcera Duodenal 100%
Cáncer Gástrico 90%
Linfoma Gástrico 100%

 

Existen diferentes pruebas diagnósticas para H. Pylori:

a) Pruebas NO invasivas (no requieren endoscopia):

  • Métodos serológicos (sangre) – Confiabilidad: 88-90%
  • Antígeno en heces fecales – Confiabilidad: 90%
  • Prueba del Aliento – Confiabilidad: 90-100%

Las muestras se obtienen fácilmente sin necesidad de una endoscopia, pero no nos determina la severidad o la gravedad del daño en la mucosa del estómago o del intestino, generado por la presencia de la bacteria. Solo sabemos si tiene la bacteria o no.

b) Pruebas Invasivas (requieren endoscopia con biopsias):

  • Prueba rápida de la ureasa – Confiabilidad: 89-98%
  • Histopatología – Confiabilidad: 93-99%
  • Cultivo – Confiabilidad: 90-100%

Las muestras se obtienen al realizar una endoscopia alta, que permite analizar directamente la severidad del daño ocasionado en la mucosa del estómago y del intestino por la bacteria y siendo así el diagnóstico más preciso. Nos determina la presencia o no de la bacteria y además, las condiciones del estómago y del intestino delgado.

El Tratamiento para la bacteria debe realizarse junto con el tratamiento de la enfermedad de base (por ejemplo gastritis, úlceras, etc.), y es necesario utilizar varios antibióticos simultáneamente ya que la bacteria es difícil de erradicar. Una vez terminado el tratamiento, todo paciente deberá realizarse un examen para confirmar la erradicación de la infección.

Pseudoquiste de Páncreas

Posterior a un evento de Pancreatitis Aguda, en ocasiones se forman alrededor del páncreas, colecciones del liquido de reacción inflamatoria. Estas colecciones se llaman “pseudoquistes” y provocan dolor persistente en la boca del estomago, náuseas y vómitos y pueden presentar ictericia (coloracion amarilla de la piel y de la conjuntiva, lo blanco de los ojos). Cuando estas colecciones crecen o se infectan pueden generar aumento del dolor, fiebre y pérdida del apetito.

Drenaje de Pseudoquiste del Páncreas.

De acuerdo al tamaño y localización del pseudoquiste, actualmente podemos lograr el drenaje completo de estas colecciones por medio de la endoscopia y sin necesidad de realizar Cirugías demasiado invasivas. Se logran drenar haciendo un pequeño orificio a traves de la pared del estómago o del intestino delgado que está en contacto con el pseudoquiste, se amplia el orificio y se colocan unos tubos plásticos llamados prótesis que mantendrán comunicado el interior del pseudoquiste con el interior del estómago, logrando de esta manera eliminar completamente el contenido. Finalmente se retiran las prótesis y el orificio se cierra por si solo.

Piedras en los conductos biliares

Las piedras en la vesícula se pueden pasar hacia el conducto que lleva la bilis del hígado al intestino por un conducto llamado colédoco. Cuando esto ocurre, además del dolor tipo cólico por debajo de las costillas del lado derecho, tambien el paciente presenta ictericia que es una coloración amarilla de la piel y de la conjuntiva (lo blanco de los ojos) y además presenta comezón importante en todo el cuerpo.

Hemorroides

Las hemorroides es la presencia de vasos sanguíneos o venas dilatadas en la mucosa y la piel alrededor del ano, que causan comezón, dolor, inflamación y sangrado. La mayoría de las veces ocurre en personas estreñidas o con dificultad para evacuar.

Pólipos del Colon

Un pólipo es una elevación parecida a una verruga, que se forma en el interior del colon por causa desconocida. La mayoría de las veces no provocan síntomas. Conforme va creciendo y va degenerando en cáncer, comienza a presentarse sangrado leve al evacuar. En esta etapa el paciente fácilmente confunde este sangrado leve ocasional con algún tipo de fisura anal o hemorroide por lo que se automedica o se aplica medicamentos locales de libre venta pensando en algo sin importancia. Esto permite que la lesión siga creciendo siendo arriesgado para el paciente.

A partir de los cuarenta años de edad los pólipos se pueden presentar, en hombres y mujeres por igual. La importancia de diagnosticar oportunamente los pólipos del colon y resecarlos es  por su alta progresión  hacia la  malignidad. Al diagnosticarlos durante el procedimiento de colonoscopia es posible quitarlos en ese momento (polipectomía) evitando así la necesidad de una cirugía abierta. La recuperación del paciente posterior a la polipectomía endoscópica es inmediata, ya que se puede reincoroporar a sus actividades normales.

Enfermedades inflamatorias del Colon

Se conocen como CUCI o Crhon las más frecuentes, siendo su causa aun desconocida. Estas enfermedades provocan una reacción inmunológica que reconocen como extraño a diferentes segmentos del tubo digestivo, según sea la enfermedad. El intestino presenta una reacción inflamatoria de sus paredes internas, engrosamientos importantes así como úlceras las cuales llegan a sangrar. Los pacientes presentan diarreas frecuentes, con moco y sangre fresca, pérdida de peso y anemia. Ambas enfermedades pueden degenerar en cáncer de colon.

Es importante realizar una colonoscopia con toma de biopsias y obtener el diagnostico histológico específico y dar el tratamiento médico, el cual es de larga duración y es posible recuperar importantemente el intestino llegando el paciente a pasar largas temporadas libre de síntomas o recaídas.

Hemorragia Digestiva

La hemorragia digestiva es la presencia de sangre en el vómito o en las evacuaciones, de acuerdo al sitio de origen del sangrado. La causa más frecuente es la úlcera en el estómago, seguido de las várices esofágicas, entre otras. Dependiendo de la severidad de la hemorragia, la vida del paciente puede estar en riesgo. Al realizar una endoscopia se logra evidenciar la causa y se detiene la hemorragia, logrando así disminuir el riesgo de morbimortalidad, evitary/o disminuir la necesidad de transfusiones y los días de estancia intrahospitalaria.

Acalasia

Se manifiesta por la incapacidad para pasar los alimentos del esófago al estómago, presentando náuseas y vómitos frecuentes, además de pérdida de peso, mal aliento y desnutrición.  La causa de la acalasia no está bien definida pero ocurre porque el músculo al final del esófago que funciona como una válvula, no se relaja y no permite el paso de los alimentos al estómago. El tratamiento de este padecimiento son dos opciones. La primera envuelve la cirugía. La segunda se logra  aplicando un balón por vía endoscópica para dilatar el área afectada, requiriendo de una o más sesiones endoscópicas la dilatacion completa del musculo afectado.

Dificultad para pasar alimentos

También conocida como Disfagia. Es la dificultad o incapacidad para deglutir los alimentos. La causa más frecuente es la inflamación del esófago por regreso del ácido proveniente del estómago. Algunas otras causas de disfagia son estenosis y tumores, entre otros. La disfagia se soluciona de acuerdo a la causa de la misma ya sea con tratamiento médico o por medio de endoscopia terapéutica con dilataciones o colocación de prótesis esofágicas, según se requiera.

Dolor del tórax de origen no cardiaco

Es el dolor intenso en el pecho, acompañado de sensación de opresión, semejante al que se presenta en el infarto del corazón. La causa principal es por reflujo del ácido del estómago al esófago y no se puede diferenciar de un infarto hasta realizar un electrocardiograma que resulte normal, lo cual indica que el dolor se debe a un problema digestivo. En este caso es necesario realizar una endoscopia alta diagnóstica para encontrar la causa de la enfermedad digestiva y dar el tratamiento específico.